Obra Social

Clínica Santa Elena

La Clínica Santa Elena es una de las clínicas que el Instituto de Religiosas de San José de Gerona tiene en el mundo.

Esta orden entiende por obra social la entidad con capacidad de atender las carencias de las personas que conforman nuestro entorno social tanto en sus necesidades básicas como espirituales, ampliando el contenido humano y ético de nuestras acciones a favor de la sociedad. Sus características son:

  • La opción por los pobres
  • La conciencia del envío eclesial
  • El ser hombres y mujeres de encuentro y de comunión
  • Que privilegian la calidad de la presencia
  • Ser testigos de la reconciliación y del diálogo

¿QUIÉNES SOMOS?

El Instituto de Religiosas de San José de Gerona, es una institución religiosa fundada por la Venerable Madre María  Gay Tibau, que tiene como misión particular en la Iglesia anunciar y extender el mensaje de salvación a todos los hombres, especialmente a los enfermos, prestándoles asistencia espiritual y corporal (Constituciones, 4).

HOSPITALES Y CENTROS DE SALUD EN PAÍSES EN VÍAS DE DESARROLLO

En los lugares donde emprendemos nuestra tarea apostólica, se busca el desarrollo integral y sostenible teniendo como base el desarrollo humano, la práctica de valores, el tratamiento médico asistencial de las patologías y la promoción y prevención de la salud, de manera que se promueva la calidad de vida de la persona enferma y del entorno interno y externo del centro.

¿MISIÓN?

“El Instituto en su Misión Apostólica, fiel a la actitud de Cristo de atención a los pobres, buscará atender a los más necesitados.”

Cf. (Constituciones, 83 – Lucas, 7,22).

Este planteamiento general para el Instituto, debe concretarse en cada una de sus obras. Teniendo presente que su actuación social debe dar respuesta a las necesidades de personas de diferentes entornos y realidades socioeconómicas, “sembrando la paz y aliviando el dolor”, propiciando la reconciliación del Hombre con Dios y con su realidad. “nuestra acción caritativa debe extenderse también a los familiares” (Constituciones, 80), la sociedad y el medio donde estamos ubicadas y demás estamentos relacionados con el centro.
Nuestras Obras son el reflejo de la Misión y lo hacemos a través de obras concretas en las que buscamos servir a Dios por medio de los hermanos con las siguientes líneas de acción:

COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Las Religiosas de San José de Gerona, se encuentran presentes en tres continentes, cuentan con 22 centros de Obra Social donde se asisten integralmente a las personas que acuden a ellos, tengan cualquier tipo de enfermedad y sean de cualquier clase social, mediante atención primaria y especializada en salud, centros geriátricos y colegios, los centros se solidarizan con los países en vías de desarrollo compartiendo los beneficios generados,  logrando así la máxima cobertura posible.

No sólo se trata de aportes económicos, se busca el desarrollo integral y autónomo de los pueblos.

COLEGIOS Y GUARDERÍAS

En el ámbito educativo queremos generar capacidades y destrezas en los niños, que los hagan dueños de su porvenir, contribuyendo a la recuperación socioeconómica de sus entornos mediante guarderías, educación primaria y apoyo económico con el programa “Apadrina un niño”.

CENTROS GERIÁTRICOS

En la atención al adulto mayor ofrecemos cuidado personalizado que le permita mantener una vida lo más autónoma posible favoreciendo su vínculo familiar y afectivo. Sin importar su condición social o tipo de deterioro físico o mental.

COMPROMISO CON LA SOCIEDAD

El Instituto de Religiosas de San José de Gerona destina una importante cantidad de recursos humanos, económicos y técnicos para el sostenimiento de sus obras espirituales y sociales, nutriéndose de las aportaciones del propio Instituto, las donaciones de particulares y de otros organismos.
Una fuerte convicción de servicio nos mueve a generar diferentes acciones que contribuyan a mejorar la calidad de vida de las personas:

  • Patrocinar la formación en diferentes ámbitos entre ellos: agentes de pastoral, educación básica – profesional y religiosa.
  • Subvención de proyectos en países en vías de desarrollo.
  • Comunidades de hermanas mayores: es el reconocimiento a las religiosas que entregaron su vida al desarrollo de la obra de su madre fundadora, la
  • Madre María  Gay Tibau, y que ahora los años no les permiten continuar en sus labores diarias y requieren de cuidados especiales.
  • Centros de asistencia y promoción de la salud: África: Rubare, Nyarusange, N’kolondom y Bata. América: Aguablanca, Arequipa y Lima.
  • Construcción y equipamiento de centros destinados a la prestación de diferentes servicios.